Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

de-escribir Sobre mis investigaciónes de talleres literarias y el proceso creativo de escribir literatura.

15

Jan
2006

2 Comments

In de-escribir
Leer para creer

By AnaMaria

Tengo abuelitis

On 15, Jan 2006 | 2 Comments | In de-escribir, Leer para creer | By AnaMaria

Mi her­mano me recordó este post que es de mis favo­ri­tos. Increí­bles recuer­dos de la infan­cia y de mis abue­los. Estoy leyendo un libro de la edi­to­rial Fuen­te­taja (la de mi taller de escri­tura crea­tiva) que dice algo así como que para escri­bir fic­ción lo impor­tante es tener una abuela mara­vi­llosa. Según Ana Ayuso:

“Si la escri­tura es cau­sada por la inha­la­ción de un virus, es seguro que el reser­vo­rio de ese virus se encuen­tra en la infan­cia. No sólo en la infan­cia de los hom­bres, sino tam­bién en la infan­cia de la lite­ra­tura, en la narra­ción oral, en los cuen­tos que nos con­ta­ban las abue­las; por­que, ¡cuan­tas abue­las hay en los tex­tos que nos hablas de la infan­cia! Seres mági­cos, casi mito­ló­gi­cos, que pue­blan los sen­de­ros de ese terri­to­rio al que no acce­de­mos más que por la vía peli­grosa de la memoria.”

Ahora estoy tra­tando de hacer arroz con len­te­jas como el de casa de mi abuela, pero me he dis­traído un poco y no se que sal­drá. El olor de las len­te­jas se lle­vará el olor de lim­pieza que me a cos­tado toda la mañana lograr. He lim­piado todo y por todos lados y que bueno que vivo en este hue­quito tan peque­ñito por­que soy una ama de casa terri­ble. Estoy exhausta.

Los dejo con este poema que me envió mi bella abuela por email:

Canta la madre pobre
Este niño pícaro se burla de mí,
Cie­rra sus oji­tos y los vuelve a abrir.
Basta de jugar, basta de reír ,
Cie­rre los oji­tos què­dese así.
¿Qué pri­mero un cuento?
Pues sí, niño sí.
Había una vez en cierto país
mucho que lavar,
mucho que plan­char,
mucho que zur­cir.
Por cierto que los niños dor­mían allí.
Y usted, digame,
¿no piensa dor­mir?
¿Quiere un besito?
Uno y cien y mil
pero a ver si ahora se duerme por fin
que su madre vive en aquel país
donde hay mucho que lavar,
mucho que plan­char,
mucho que zur­cir.
Fran­cisco Luis Ber­dia­les (argentino)

Comments

  1. Q bonito! Yo sólo conocí a una de mis abue­las y murió cuando yo tenía poco mas de un año. Así que no la recuerdo. En fin… me encantó!

    Besi­tos

  2. Me gustó mucho.. hace días que vengo pen­sando mucho en mi abue­lita! la adoro! y sólo conocí una.. pero me acom­pañó siem­pre.. aun­que vivía­mos a 1500 km… ahora son 10.000… pero da igual.. ella me llama, me piensa, me quiere.. y yo lo mismo con ella! Que per­so­na­jes impor­tan­tes que son las abue­las no?!

    salu­dos! y gra­cias por el post.. lindo!

Submit a Comment