Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

Leer para creer

01

Apr
2008

8 Comments

In Leer para creer

By AnaMaria

Novela: Siete tipos de ambigüedad. Elliot Perlman

On 01, Apr 2008 | 8 Comments | In Leer para creer | By AnaMaria

“Allí vive el pla­cer cuando se ha ido el sentido.”

Final­mente ter­miné de leer “Seven Types of Ambi­guity” [Ambi­güe­dad, Pla­neta] de Elliot Perl­man. No deja ni un solo hilo sin atar y todos los hilos están muy bien ten­di­dos. La novela habla de la ambi­güe­dad de las rela­cio­nes huma­nas haciendo el para­lelo al estu­dio publi­cado por William Empson, poeta y crí­tico inglés, del mismo título acerca de la poe­sía. El texto de 1930 habla de los sig­ni­fi­ca­dos y efec­tos de la poe­sía. Y así como la poten­cia del len­guaje poé­tico está en los mul­ti­ples sig­ni­fi­ca­dos, tam­bién las rela­cio­nes estan enri­que­ci­das por la com­ple­ji­dad de lo que puede sig­ni­fi­car alguien para otro; por las som­bras y bri­llos que deja una per­sona al pasar por la vida de otra.

Con siete narra­do­res se le da vuelta al echo de que un pro­fe­sor des­em­pleado se obse­sione con su ex-novia de la uni­ver­si­dad a tal grado de absur­di­dad que rapte a su hijo para de algún modo vol­ver a su vida. Cada narra­dor es a su vez tes­tigo, vic­tima y cóm­plice del cri­men, de la obse­sión, de la con­fe­sión y de la embriaguez.

Es sign­fi­cante la maes­tría de Perl­man al regis­trar la voz de cada narra­dor, al con­tar la his­to­ria del punto de vista de cada uno; crear per­so­na­jes com­ple­jos y moti­va­dos. Estos per­so­na­jes for­man el tejido orgá­nico de la novela y vibran al con­traste que les da la prosa sal­pi­cada de poe­sía a sus ideas y desvaríos.

La novela tiene un tejido tenso. Va halando la curio­si­dad de qué pasa des­pués, a la vez de cómo puede expli­carse un com­por­ta­miento apa­ren­te­mente absurdo. Un inci­dente des­en­laza un des­mo­ro­na­miento tal como cuando se jala un hilo suelto y se resiente todo el tejido.

Vale la pena leerla, aun­que me tomo un mon­tón de tiempo. No es que la novela sea difí­cil de leer, es deli­ciosa. Pero en todo es bas­tante densa así que mejor es dedi­carle el tiempo que se merece. Aun­que yo soy una lec­tora par­ti­cu­lar­mente lenta.

Comments

  1. gin

    Hola, sabes si ese libro está publi­cado en cas­te­llano? No domino mucho el inglés… Gracias

  2. si, gin, lo ha edi­tado Pla­neta con el título Ambi­güe­dad y está en la casa de libro.

  3. mirimir

    Yo acabo de ter­mi­narla. No es difí­cil de leer en abso­luto, pero es cruda y com­pleja. A mí lo que me fas­cinó de esta novela es que habla de cosas que supongo que han ocu­rrido en Aus­tra­lia (la pri­va­ti­za­ción de la sani­dad o el dete­rioro de la ense­ñanza) y se te hace tan fami­liar a lo que ocu­rre ahora por ejem­plo en la Comu­ni­dad de Madrid que te da qué pen­sar sobre la glo­ba­li­za­ción. Tam­bién me impre­siona lo bien hilado que está todo para que cai­gas en la cuenta de que toda actua­ción humana tiene unas víc­ti­mas poten­cia­les, por inocente o bie­nin­ten­cio­nada que parezca en principio.

  4. vicky

    recién ter­mino de leerla, muy reco­men­da­ble. me encan­ta­ria poder expre­sar mi opi­nión sobre el final.. sim­ple­mente podria decir que senti que el trans­curso del tiempo sim­ple­mete es un ciclo de repe­ti­cio­nes y de… ambi­güe­da­des!
    me gustó. salu­dos desde argentina

  5. Wilbert Zúñiga

    Yo soy un lec­tor nuevo en el mundo ya de que me costó muchos años cul­ti­var ese hábito. Yo leí la novela cuando tres años cuando tenía 42, y tal vez sea por­que estaba pasando por la cri­sis de la media vida que ese libro me impactó tan­tí­simo. De ver­dad hay que ponerse en los zapa­tos de los demás par poder enten­der a los “demás”. Yo lo hice con este libro y sentí en carne pro­pia los que a los per­so­na­jes les suce­día, aparte de que la novela es una obra de arte por la manera en que ha sido estruc­tu­rada. La leí en inglés y me muero por leerla en espa­ñol, ¿situa­ción ambi­güa si se trata del mismo texto?

  6. Wilbert Zúñiga

    Espero en Dios que si algún día hacen una pelí­cula basada en esta obra de arte, la haga Pedro Almo­dó­var, Gon­zá­lez Iña­rritu, Arnold Aro­nos­qui, Ale­jan­dro Ame­ná­bar o Chris­top­her Nolan.

  7. Wilbert Zúñiga

    Por cierto, la pala­bra pala­bre­río creo que lleva acento en la “i”, no? Tal parece que el logo­tipo de esta página no lo tiene. ¿Estoy equivocado?

  8. AnaMaria

    ¡Que bueno Wil­bert! Yo tam­bién la leí en ingles, ese autor hace mara­vi­llas con el len­guaje así que seguro la tra­duc­ción sería intere­sante. Pero no sé cómo harían con la poe­sía, sería un gran reto para el traductor.

    Y si, tenía pala­bre­río puesto sin tilde en el título y ya lo arre­gle. Creo que le había qui­tado la tilde por­que en el algún momento no se mos­traba bien, pero ahora parece que no tiene pro­blema. Ya esta.

Submit a Comment