Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

CorriYogi

22

Apr
2010

2 Comments

In CorriYogi
Uncategorized

By AnaMaria

Ganas y pierdes

On 22, Apr 2010 | 2 Comments | In CorriYogi, Uncategorized | By AnaMaria

Entre­nar y correr la media mara­tón ha sido  total ganan­cia. Excepto que ayer se me cayó —final­mente— la uñita del pie. Se des­pren­dió en la carrera pero  trate de cui­darla y evi­tar que se cayera. No saben lo trau­má­tico que ha sido. Excepto a las per­so­nas que tam­bién les ha pasado, que por lo que me he encon­trado en estos días son muchí­si­mas. Creo que es par­ti­cu­lar­mente trau­má­tico para las muje­res. Yo nunca he con­si­de­rado nin­gún tipo de ciru­gía plás­tica, pero creanme que si per­diera mi uñita defi­ni­ti­va­mente (que no es el caso, esta ya está vol­viendo a cre­cer) me pon­dría una de sili­con o de tita­nio, pero mocha de uña no me quedo yo.

Las cul­pa­bles, por supuesto, son las zapa­ti­llas. Que por mucho que te digan que deben que­darte un poco gran­des a la hora que tie­nes los pies hin­cha­dos no tiene nada que ver con como se sen­tían en la tienda. Eso o que mis zapa­ti­llas que­ri­das me salie­ron trai­cio­ne­ras (igua­li­tico que me han salido los novios hasta ahora). Yo toda­vía las quiero y las seguiré usando para tro­tes cor­tos, pero ayer en la tienda escogí unas que tie­nen más campo para que las uñi­tas estén con­ten­tas en todo momento. Ade­más son esas que ponen en los car­te­les de toda la ciu­dad, como buena víc­tima de la publi­ci­dad que soy.

Las zapa­ti­llas son super impor­tan­tes y para correr lo más difí­cil es ama­rrarse las zapa­ti­llas. Una vez pues­tas ya sales, pero antes de poner­te­las te inven­tas toda clase de excu­sas. Por eso, cuando tie­nes que des­per­tarte a las cinco para ir a correr y abres los ojos y ves todo oscuro al rede­dor, lo mejor es hacerle caso a la publi­ci­dad esa que dice: “don’t think, run” por­que las uñi­tas vuel­ven a cre­cer y las almoha­das siem­pre están allí.

Comments

  1. galletin

    La her­man­dad de las uñas perdidas..

  2. Com­prendo tus sen­ti­mien­tos… Hace años que yo no tengo com­ple­tas las uñas de mis piés. Ahora mismo tengo 3 uñas negras (des­pués de 80 kiló­me­tros). Algu­nos no tie­nen reme­dio, ni con zapa­ti­llas gran­des. Para mi, per­der las uñas son gajes del oficio.

    Esta, del 2007, toda­vía me está creciendo:

    http://alairelibre.ws/gallery/v/RioGrande/P7290152.JPG.html

    Me la reventé en un kayak:

    http://alairelibre.ws/2007/08/07/raspando-los-bordes

Submit a Comment