Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

creatividad e inspiración

07

Oct
2011

One Comment

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

Una hormiga asombrosa

On 07, Oct 2011 | One Comment | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

Bor­ges decía que para Dios, noso­tros somos como hor­mi­gas. Es increí­ble que una hor­miga a tra­vés de su tra­bajo de hacer elec­tró­ni­cos, de dise­ña­dor, de cuenta cuen­tos y de visio­na­rio pueda lograr tocar a la huma­ni­dad entera.

No puedo agre­gar nada, pero Steve Jobs es defi­ni­ti­va­mente una hor­miga que dejó este mundo mejor y es un gran ejem­plo de una vida bien vivida.

Se puede apren­der mucho, aquí les apunto a tres ejemplos:

Lava­dora

Dejar el ego a un lado y tra­ba­jar en ser­vi­cio de los demás. Estu­diar cui­da­do­sa­mente lo que su fami­lia valora:

¿Nos importa más que se pueda lavar en una hora o que tarde más? ¿O nos importa más que la ropa quede más suave y dure más? ¿Nos importa usar una cuarta parte del agua que se usa usualmente?

El buen diseño es trans­pa­rente por­que resulta intui­tivo y eso es el resul­tado de enten­der cómo alguien usa un apa­rato y qué es impor­tante para él.

 

Zapa­ti­llas enlodadas

Tomarse el tiempo para dar un paseo aún al tra­ba­jar intensamente.

 

Real artists ship.

No sé exac­ta­mente cómo tra­du­cir esa frase, pero en forma más burda puede decirse que el ver­da­dero artista no habla paja, sino que HACE cosas.

No cual­quiera encuen­tra esa mez­cla mágica entre el diseño y los nego­cios, pero hay bue­nos ejem­plos. Aquí pro­po­nen como su gemelo al arqui­tecto Nor­man Fos­ter. No todo es ‘bonito,’ para muchos debe ser un patán pero esa es parte de com­pro­me­terte con una visión. Y eso es impor­tante tam­bién. Así como equi­vo­carse. Rotundamente.

 

Somos peque­ños y nues­tro tiempo en el mundo es corto. Nues­tro único tra­bajo en el mundo es rea­li­zar nues­tra pasión. Tra­ba­je­mos como hormigas.

 

Comments

  1. AnaMaria

    Uich— se me olvido poner lo que dices Borges:

    Qui­zas cuando uno está enamo­rado, uno ve a una per­sona real­mente como es o como la ve Dios. Por­que sino por­que que enamo­rarse de ella. Qui­zas cada per­sona sea única. Vaya­mos más lejos, qui­zás cada hor­miga sea única, sino ¿por qué tan­tas? ¿Por qué le gus­tan tanto a Dios las hor­mi­gas? Hay millo­nes de hor­mi­gas y cada una es sin duda tan indi­vi­dual como —que se yo— Sha­kes­pear o Walt Whit­man. Sin duda cada hor­miga es única.”

Submit a Comment