Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

creatividad e inspiración

Once maneras de asegurar las metas del 2011

Es un buen momento para pla­near lo que que­re­mos rea­li­zar el pró­ximo año. Lo de las reso­lu­cio­nes que no sobre­vi­ven a enero, no es la manera. Debe­mos pen­sar en lo que es real­mente impor­tante para noso­tros y estar dis­pues­tos a tra­ba­jar en ello. Aun­que sea algo pequeño. Incor­po­rar un hábito nos empuja en la direc­ción a lo que que­re­mos lograr y un año se logran pasos gigantes.

Estoy muy con­tenta con los resul­ta­dos de mi plan del 2010 y he estado pen­sando mucho en esto y con­ver­san­dolo con mis ami­gos, así que voy a apun­tar aquí pun­tos impor­tan­tes para pen­sar en esto. Claro que puede sonar terri­ble­mente com­pli­cado, pero lo que hace­mos en el año (lo que hace­mos cada día) deter­mina quie­nes somos.

Nues­tra vida es lo sufi­cien­te­mente impor­tante para que tome­mos el tiempo de orga­ni­zar las ideas.

1. Para deci­dir en qué nos vamos en enfo­car es impor­tante tener en mente cómo nos que­re­mos sen­tir. Si quie­res más tran­qui­li­dad en tu vida, lle­narte de pro­yec­tos extra-curriculares no va a ayudarte

2. Deja a un lado las excu­sas. Decir “me encan­ta­ría, pero no tengo tiempo” es lo mismo que decir “no me interesa sufi­ciente.” Tie­nes la misma can­ti­dad de horas en el día que tenía Picaso. Si sien­tes que no tie­nes con­trol sobre tus pro­pias horas, es impor­tante pen­sar en esto antes que nada. Por­que si tú no eres quién pone las prio­ri­da­des en tu vida, mejor es ave­ri­guar quién lo hace.

3. Eva­lúa hasta dónde has lle­gado. En el 2010 qué cosas con­si­de­ras avan­ces y qué cosas salie­ron mal. Cuá­les son los temas que te han traído más satis­fac­ción y que te hacen sen­tir mejor. ¿Cuál ha sido tu logro más impor­tante? Los momen­tos clave que ha defi­nido este año a nivel per­so­nal, pro­fe­sio­nal y espiritual.

4. Hay que ano­tar y esta parte es muy impor­tante. Yo uso un cua­dro de Excel, por­que soy un nerd, pero fun­ciona muy bien para dar segui­miento. No es nada com­pli­cado, así que un cua­derno fun­cio­na­ría igual de bien. Pero una herra­mienta como goo­gle docs es lo mejor, por­que no solo está orga­ni­zado sino que tam­bién lo pue­des acce­der desde cual­quier sitio. Al momento de ano­tar un tema, es mejor usar una voz cer­tera y posi­tiva. Usar ver­bos, accio­nes con­cre­tas, imá­ge­nes que nos dejen ver lo que que­re­mos lograr.

5. Pri­mero debe­mos mirar todo en un con­junto. ¿cuál es el gran pro­pó­sito para el 2011? Con que inten­sión arran­ca­mos. Ese mismo pro­pó­sito debe ser el norte para cada una de nues­tras ini­cia­ti­vas. Vale la pena pen­sarlo ahora, pero vol­ver a eva­luarlo cuando ter­mi­na­mos de ver todos los detalles.

6. Para crear metas con­cre­tas es nece­sa­rio ser espe­cí­fico. El pri­mer paso es deter­mi­nar cua­les son las áreas en los que que­re­mos tra­ba­jar. Por ejem­plo: la fami­lia, los ami­gos, lo pro­fe­sio­nal, los nego­cios, la espi­ri­tua­li­dad, la salud, la edu­ca­ción, las finan­zas, los via­jes, la cari­dad o el ser­vi­cio comunitario.

7. Den­tro de cada una de estas áreas hay temas más espe­cí­fi­cos, cosas que que­re­mos lograr qué más tarde pue­den ser aún más deta­llas en accio­nes. Por ejem­plo, un tema puede ser el orden (y yo archi­va­ría orden den­tro de la cate­go­ría salud, por­que los efec­tos una casa orde­nada y un escri­to­rio des­pe­jado son profundos).

8. Ahora hay que deci­dir cua­les van a ser las accio­nes espe­cí­fi­cas de todos los días. Por ejem­plo, si vas a poner como meta “Correr un mara­tón” debes com­pro­me­ter las accio­nes que día a día te lle­va­ran hacia allá, como “Correr 4 veces por semana.” Si vol­ve­mos a “Soy más orde­nada” podría ser “Cada vier­nes archi­varé lo que tenga sobre el escritorio.”

9. Tam­bién hay metas que no tie­nen accio­nes direc­tas. Como por ejem­plo, las metas de los via­jes. Algu­nos si que las tie­nen, por­que inclu­yen movi­das pro­fe­sio­na­les como lograr que aprue­ben las vaca­cio­nes o con­se­guir un pro­yecto que pueda tra­ba­jarse a dis­tan­cia. Para las que no, igual vale la pena tener­las apun­ta­das, en el trans­curso del año cuando vol­va­mos a mirar­las algo se nos ocurrirá.

10. Lo más impor­tante para plan­tear metas en 2011: vol­ver a mirar la lista cada dos o tres meses. Pue­des poner una columna de avan­ces para actua­li­zar cada tema. Dar cré­dito a lo que se ha logrado. Es difí­cil man­te­ner hábi­tos, pero des­pués que sabes que pue­des hacerlo por 3 meses segui­dos debe ser más fácil si te toca vol­ver a intentarlo.

11. Vale la pena hacer una lista de “Hitos” con los momen­tos impor­tan­tes de este año según nos toca vivir­los. Así, la pró­xima vez que este­mos revi­sando nues­tra vida en una depre­sión, pen­sando que no hemos logrado nada ni hecho nada de minús­cula impor­tan­cia, pode­mos mirar allí y ganar un poco de perspectiva.

Tener metas cla­ras hacen que nos demos más cuenta de qué esta­mos haciendo. Por eso que cuando las tene­mos iden­ti­fi­ca­das cla­ra­mente, hace­mos más por empu­jar­las y se hacen realidad.

¡Suerte en 2011!
Me cuen­tas cómo te va.

09

Nov
2010

One Comment

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

Creatividad en calma

On 09, Nov 2010 | One Comment | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

En mis días de con­dena auto­im­pusta de encie­rro cor­po­ra­tivo y cubi­cu­lar para inten­tar man­te­ner la calma ante de la deses­pe­ra­ción de reunio­nes abu­rri­dí­si­mas y cero pro­duc­ti­vi­dad tenía este afi­che en mi escri­to­rio que dice “Keep Calm and Carry On.” Hoy estuve en esas ofi­ci­nas y me encon­tre con la amiga que heredó mi afi­che cuando me fui y me regaló este lápiz:

¡Qué emo­ción! Sentí un poquito haber dejado un ‘legado’ a mi paso. No digo que sea idea mía ni ori­gi­nal pero era impor­tante para mi y quién sabe fui yo el hilo con el que llegó a otra per­sona a la que tam­bién le llegó profundamente.

Ahora que vivo otra vez la liber­tad labo­ral y que tengo un estu­dio pro­pio, un labo­ra­to­rio de ideas y que tra­bajo con gente que me paga por pro­yecto por lo cual las reunio­nes son ale­gres, emo­cio­nan­tes y mucho más pro­duc­ti­vas, ahora mi afi­che sería este:

Copyright All rights reser­ved by 20×200

Pero en la vida cuando uno tiene un norte claro ya no nece­sita afiches.

–Aña­dido–
Aparte del cómi­quí­simo comen­ta­rio de Alberto sobre Maira Kall­man que tiene mucho que ver en este post y me olvide de enla­zar.  Hoy me llegó un correo de una amiga que se tomó esto para su escri­to­rio, miren:

¡Me da muchí­sima ale­gría! Me siento un con­duc­tor de bue­nas vibras y un poquito más hada madrina.