Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

de-escribir

17

Nov
2010

2 Comments

In CorriYogi
de-escribir

By AnaMaria

Tras los pasos de los poemas

On 17, Nov 2010 | 2 Comments | In CorriYogi, de-escribir | By AnaMaria

Bor­ges des­pués de que­darse ciego escri­bió más que nada poe­sía, decía que lo iba hilando al cami­nar y podía recor­darlo una vez había vuelto (por su ritmo, por su rima y tam­bién por su brevedad).

Hoy me encon­tré con este artículo poe­tas y escri­to­res cele­brando con pala­bras sus paseos, sus anda­res, cami­na­res. Me ha encan­tado, pero no lo he ter­mi­nado de leer, por­que uno por allí cita a Teo­doro W. Adorno sobre correr:

En otro tiempo se corría para huir de los peli­gros dema­siado gra­ves para enfren­tar, y sin saberlo esto es lo que hace aún el que corre tras el auto­bús que se le escapa”.

No tenía idea que Adorno hubiese escrito sobre correr (y eso que leí ese libro). Él es difí­cil de leer, pero dice cosas genia­les. Aquí está la página entera, pone ‘Entre más apuro menos prisa’ (En mi tra­duc­ción per­so­nal de la ver­sión en inglés, aquí está en espa­ñol que pone Cir­cule des­pa­cio, y hay dife­ren­cias más gra­ves, así que ten­dré que apren­der alemán)

Correr nos aleja del cami­nar bur­gués.[…]
La dig­ni­dad humana insis­tía en el dere­cho a cami­nar, un ritmo que no es exhor­tado de un cuerpo domi­nado por el miedo. Cami­nar, andar eran for­mas pri­va­das de pasar el tiempo, la heren­cia de un paseo feu­dal en el siglo diecinueve.”

Dice que aun­que sea solo un vehículo, el correr desata las fuer­zas de la natu­ra­leza que nos lle­van a tras­cen­der la plá­cida segu­ri­dad con la que andamos.

Cuando alguien grita corre […] se deja oir la fuerza arcaica que, de otro modo, dirige silen­ciosa cada paso.”

Eso, que den­tro de noso­tros lle­va­mos un impulso que nos hace correr, que pre­cede a lo bur­gués. Correr viene de nues­tro lado más ani­mal. Cami­nar, en cam­bio, nos hace huma­nos. Esca­pa­mos al miedo y lle­ga­mos a la poesía.

Y todo eso me recuerda que no les había com­par­tido aquí que hace un tiempo me encon­tré con esta poe­sía, que es obvio que fue escrita por una maratonista:

Siem­pre ten pre­sente que:
La piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se con­vier­ten en años.
Pero lo impor­tante no cam­bia, tu fuerza y tu con­vic­ción no tie­nen edad.
Tu espí­ritu es el plu­mero de cual­quier tela de araña, detrás de cada línea de lle­gada, hay una de par­tida; detrás de cada logro, hay otro desafío.
Mien­tras estés vivo, sién­tete vivo; si extra­ñas lo bueno que hacías, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos ama­ri­llas, sigue aun­que todos espe­ren que abandones.
No dejes que se oxide el hie­rro que hay en ti.
Haz que en vez de lás­tima, te ten­gan respeto.
Cuando por los años no pue­das correr, trota; cuando no pue­das tro­tar, camina; cuando no pue­das cami­nar, usa el bas­tón. Pero nunca te detengas.
— Madre Teresa de Calcuta.
.
.

15

Jul
2010

No Comments

In de-escribir

By AnaMaria

escribir entre textos

On 15, Jul 2010 | No Comments | In de-escribir | By AnaMaria

Cuando lees tex­tos buenos-deliciosos te dan ganas de escri­bir. Y casi que parece que algo se te pega, se te inyecta en las venas.

Pero cuando lees un texto malo-doloroso queda muy claro lo que no fun­ciona. Pue­des ver cosas q pro­ba­ble­mente fue­ron diver­ti­das de escri­bir, como que se sin­tió astuto el autor, pero q te sacan del texto. Qui­zás no están del todo entre­te­ji­das y te sacan de la escena, qui­zás sea que riman caco­fo­ni­ca­mente, qui­zás usan pala­bras raras de siete sila­bas como por ejem­plo “caco­fo­ni­ca­mente”. Qui­zás se siente como q no se han pen­sando bien lo que están tra­tando de decir.Tal vez para­cen vagos al no ponerle todas las letras a la pala­bra ”que.” O puede ser que suena que tra­tan de ser cómi­cos y no lo logran.

Pero tanto leer tex­tos bue­nos como tex­tos malí­si­mos sirve mucho para escri­bir. Abre los ojos y te da ganas de decir, de crear, de con­tar y de inven­tar. De repe­tir los ver­bos y valo­rar los silen­cios. Aun­que hay tex­tos tan bue­nos —tan bue­nos— que te dejan muda y tie­nes que espe­rar un par de meses para que se te olvide y te dejes lle­var por la her­vi­dera de cosas que qui­sie­ras contar.

09

Apr
2010

5 Comments

In de-escribir

By AnaMaria

Cuenta cuentos superestrella

On 09, Apr 2010 | 5 Comments | In de-escribir | By AnaMaria

Super estre­lla por supuesto que es una exa­ge­ra­ción, pero estoy muy con­tenta con mi pri­mera expe­rien­cia como cuenta cuen­tos ano­che. Hay pocas opor­tu­ni­da­des para que una nerd-literata-culturata tenga su momento así de can­tante de rockanroll.

Conté un cuento así como los que echo aquí y los que se echan con ami­gos entre cer­ve­zas. Pero la dife­ren­cia es que tenía un poquito de fic­ción. La forma de la fic­ción oral es alu­ci­nante y enseña mucho a escri­bir. Un buen con­sejo es nunca escri­bir algo que no te atre­ve­rías a decir. Y eso aun­que parezca muy sen­ci­llo, no lo es. Uno solo se da cuenta cuando lee esos tex­tos a per­so­nas que no son sus seres que­ri­dos y eso es lo que más se aprende de un taller literario.

Lleve como amu­leto mi cami­seta the This Ame­ri­can Life. Y en honor a The Moth —Sto­ries told live wit­hout notes— no llevé ni siquiera una bate­ría. Hay que ver que los pod­casts tie­nen MUCHA influen­cia en mi. Eso y que me ha tocado escu­char a bue­ní­si­mos cuenta cuen­tos.

En fin, que aun­que tuve pánico por días y más pánico ano­che pero la expe­rien­cia valió muchí­simo la pena. Lo más bello es que me invi­ta­ron por este blog. Lo cuál es como un enorme cumplido.

Ya que estoy de super buen humor y medio dor­mida por­que mi cafe­tera no arranca esta mañana, les voy a com­par­tir el video de Pecha­Ku­cha que aun­que no haya sido como cuenta cuen­tos, fue tam­bién muy pare­cido al rockan­roll. En cuanto a lo que yo puedo aspi­rar, por lo menos.

Enla­ces a otros cuen­tos de humo, más bien a los cuen­tos de los otros:

Dariéeeeeeeeeeen: Como aprendí a dejar de preo­cu­parme y amar el humo del cigarrillo

El relato de Paco Gómez Nadal.

02

Dec
2009

One Comment

In de-escribir
DIY
Filosofía blg

By AnaMaria

Asumiendo mi identidad de artista

On 02, Dec 2009 | One Comment | In de-escribir, DIY, Filosofía blg | By AnaMaria

He reci­bido ase­so­ría pro­fe­sio­nal de que debo acep­tar mi iden­ti­dad como artista. Como pago caro por tal ase­so­ría y tengo un ojo clí­nico para la efi­cien­cia de las inver­sio­nes, estoy tra­tando de hacer todo lo posible.

La sen­si­bi­li­dad de artista quien sabe es lo que nos pro­voca el gozo de las obras maes­tras y en esto si me siento muy identificada.

Tengo un alto apre­cio por el sen­tido del arte como una forma de acer­carse a la belleza uni­ver­sal como para pen­sar que lo que yo hago pueda rozar ese nivel. Pero creo que el camino para acep­tarlo es igual a pre­fe­rir decir “escribo” a “soy escri­tor”. Pen­sar que el artista es arte­sano y ama el ofi­cio. Que el talento viene del tra­bajo. [Me ha ayu­dado haber visto la pelí­cula «Coco avant Chanel»]

La fun­ción de este ofi­cio es siem­pre pre­sen­tar un punto de vista, por lo menos acer­carse a las gran­des ideas. Viene de una nece­si­dad que tene­mos en la con­di­ción humana.

No sé si eso fun­cione, la otra opción es empe­zar a tomar por las mañanas.

03

Sep
2009

One Comment

In de-escribir

By AnaMaria

bosquejado

On 03, Sep 2009 | One Comment | In de-escribir | By AnaMaria

A veces nece­sito dibu­jar para pen­sar, pero a veces se me olvida.

winiPoe

Por suerte ayer me puse a dibu­jar, me acordé lo rico que es y me lleve mi libreta a la con­fe­ren­cia para pen­sar con la pluma.

¡gra­cias por el moles­kin Chien!

02

Jul
2009

One Comment

In de-escribir

By AnaMaria

UX"> Uno, dos y tres para escribir mejor de UX

On 02, Jul 2009 | One Comment | In de-escribir | By AnaMaria

Este texto lo publi­qué en UXPanama.com pero quise com­par­tirlo tam­bién acá.

La forma de escri­bir, así como la manera de hablar, es lo que nos da cre­di­bi­li­dad. Por eso vale la pena esfor­zar­nos en mejorar.

El con­te­nido es un ele­mento de la expe­rien­cia del usua­rio. No solo guía su reco­rrido, sino que muchas veces es la meta. Las ideas que ilus­tra el texto son lo que da valor a los sitios web, blogs, a los micro-posts de twit­ter e incluso a los correos que intercambiamos.

Aquí anoto tres pun­tos para tener en cuenta a la hora de escribir.

UNO- Lo más impor­tante de un texto es que sea claro. Que se entienda, por sim­ple que parezca. La sim­pli­ci­dad agrega valor, faci­lita. Y la trans­pa­ren­cia crea con­fianza.
Recomendaciones:

  • Usar fra­ses cor­tas.
  • Pala­bras usua­les. Pre­fe­rir las cor­tas a las rebuscadas.
  • Eli­mi­nar pala­bras de más, extras, repe­ti­ti­vas o redun­dan­tes. Lo que no agrega sen­tido lo empaña.
  • Evi­tar los gerun­dios. No decir «está llo­viendo» cuando pue­des decir «llueve».
  • Si ves un adje­tivo, mátalo.

DOS- El texto debe ser per­sua­sivo. No solo debe pre­sen­tar una idea, sino con­ven­cer­nos de su vali­dez. Bási­ca­mente hay dos estrategias:

  • Sedu­cir a la mente con datos, esta­dís­ti­cas y demostraciones.
  • Ape­lar al cora­zón. Crear empa­tía. Mos­trar en vez de expli­car. Com­par­tir la expe­rien­cia personal.

TRES- Se debe usar una estra­te­gia efec­tiva. Poten­ciar la forma que tiene el men­saje. A veces la estruc­tura la crea­mos noso­tros mis­mos y otras veces la impone el medio.

En Twit­ter la meta es hacer que los 140 carac­te­res cuen­ten. No es nece­sa­rio dar los bue­nos días. Usa­los para decir algo.
Res­pon­der ver­sus res­pon­der a todos. Por lo gene­ral es mejor res­pon­der solo a quien envío el men­saje, a menos que ten­ga­mos algo que aña­dir a la con­ver­sa­ción que sea valioso para todos. Incluso dar las gra­cias es más autén­tico en un men­saje pri­vado. Por lo gene­ral, no es nece­sa­rio dar los ‘de nadas’.
No usar las lis­tas de correo para desearle feliz cum­plea­ños a Harold. Igual pasa si alguien envía algo intere­sante pue­des con­tes­tar solo a esa per­sona a menos de que lo que vayas a decir le sea del inte­rés del grupo.
Hacer que cuen­ten los títu­los y el sub­ject. No pon­gas «hola» espe­cial­mente en un correo de tra­bajo, pero aún si es solo para salu­dar. El sub­ject es lo más impor­tante de un correo es lo que hace que alguien se decida a leer. Obvia­mente debe decir qué viene en el men­saje, pero tam­bién por­qué esco­ger ese texto entre los demás de la ban­deja de entrada o de la lista de RSS.

Pasa igual con las pri­me­ras líneas, no es nece­sa­rio decir hola. Se pierde la opor­tu­ni­dad de engan­char al lec­tor. El pro­blema en ambos casos es que tiende a ser lo pri­mero que se escribe. El pro­ceso de escri­bir nos jala hacia lo usual, los luga­res comu­nes y las fra­ses vacías. Muchas veces hay que poner­los allí para seguir escri­biendo y decir lo que que­re­mos decir. Es parte del pro­ceso. Pero debe­mos vol­ver a mirar el texto y qui­tar­los. Des­pués de haber escrito un texto va a estar más claro cuál es su idea prin­ci­pal y será más fácil poner el título o cam­biar de sitio el párrafo que lleva el mejor enganche.

Lo más impor­tante para mejo­rar lo escrito es vol­verlo a leer y borrar.

Estas son pers­pec­ti­vas que pue­den ayu­dar a desa­rro­llar mejo­res tex­tos. ¿Tie­nes tus pro­pios tru­cos? Com­pár­te­los en los comentarios.

13

Nov
2008

No Comments

In de-escribir

By AnaMaria

De la gorda relación entre narrador y autor

On 13, Nov 2008 | No Comments | In de-escribir | By AnaMaria

El narra­dor es un per­so­naje que cuenta la his­to­ria sea parte de ella o no,aunque sea el autor quien real­mente está diciendo algo que puede ir más allá de lo que se cuenta. Creo que es por eso que se con­funde mucho al per­so­naje narra­dor con el pro­pio autor, sobre todo cuando un texto está en pri­mera persona.

Eso no tiene nada de malo por­que los per­so­na­jes tie­nen mucho del autor, por­que es él quién los ha creado. Pero lo que tiene ese per­so­naje de su autor tiene más que ver con sus ideas y cómo inter­preta el mundo y no tiene nin­guna rela­ción con la per­sona que es el autor. Por otro lado, escri­bir en pri­mera per­sona me parece que es más justo para el per­so­naje. Es darle su pro­pia voz y ver las cosas a tra­vés de sus ojos.

Me gusta escri­bir sobre muje­res neu­ró­ti­cas, con sobre­peso, acom­ple­ja­das y qué no enca­jan en su reali­dad pero eso no quiere decir que sean mis com­ple­jos y mis des­en­ca­jo­na­mien­tos. Reco­nozco algu­nas de mis neu­ro­sis y hay muchas que trato de igno­rar como tam­bién mis libri­tas de sobre­peso pero los per­so­na­jes que escojo para con­tar una his­to­ria tie­nen más que ver con lo que quiero decir de con lo que soy. Aun­que todo salga de mi.

Por eso ha sido un enorme cum­plido que alguien me dijera de un texto en pri­mera per­sona que no cono­cía ‘esa voz mía,’ qui­siera pen­sar que esa voz no es ‘mía’ aun­que sea yo quien la ha dibu­jado y aun­que tenga muchas cosas mías, es la voz del per­so­naje narrador.

Pero por eso tam­bién me dolió cuando alguien me dijo “tú eres ella” de un per­so­naje con 20 libras de sobre­peso. ¡Me dijo gorda! No es que no lo sea, es solo que hay diferencias.

El lec­tor no debe inten­tar ver al autor refle­jado en el texto por­que carece de valor lo mismo que si el autor solo pre­tende dibu­jarse en sus tex­tos y ade­más saca de la fic­ción que es lo que real­mente vale. Salirse del cuento por que­rer ver los rolli­tos de grasa dobla­dos en la cin­tura del autor no creo que valga la pena.

Tags | , ,

17

Sep
2008

6 Comments

In de-escribir
Todo es misceláneo

By AnaMaria

pre.textos

On 17, Sep 2008 | 6 Comments | In de-escribir, Todo es misceláneo | By AnaMaria

Me vine a madrid a par­ti­ci­par en talle­res lite­ra­rios por­que me encan­tan. Mucho Mucho Mucho.

Pero lo que pasa es que ahora mismo no me acuerdo por­qué me encan­tan. Sufro. Leer a un grupo de per­so­nas tex­tos que sabes muy bien que son malí­si­mos es un horror, horri­ble y horro­roso. Y si sabes que los estás leyendo con acento de pana­meña, es peor. Ya mi ins­truc­tor de cuento se dio cuenta que odio leer, el de poe­sía no por­que el ejer­ci­cio ante­rior fue cor­tito. Pero si me animo a leer esta noche si que se va a dar cuenta. Por­que me salió un texto más largo. Si todo va bien, lo voy a poner aquí para que se rían.

La cosa es que en los talle­res se aprende, y me releí esto esta mañana y me acordé un poco de por­que me gus­tan tanto los talle­res. Creo que real­mente sir­ven para apren­der y para ver los tex­tos que uno mismo escribe. Aun­que uno se sienta un poco como idiota.

Lo mara­vi­lloso (y de lo que si estoy segura) es que uno se vuelve un mejor lec­tor y eso es impa­ga­ble. Ade­más de los talle­res me encon­tré con Harold Bloom que reco­mienda este libro sobre el relato que está com­pleto en el web en ingles: The Lonely Voice de Frank O’Connor.

Ade­más, mara­vi­llo­sa­mente han pre­sen­tado un libro Cuen­tos de Anton Che­jov (ya estaba pen­sando que iba a ser dema­siado caro pero bus­cando el link me di cuenta que no, y casi salgo corriendo para la libre­ría, pero me acorde que estoy en pija­mas). Dice Víc­tor, que lleva el taller de cuento, que el tra­duc­tor bueno de Che­jov es este: Víc­tor Gallego Balles­te­ros. Y dice Harold Bloom que el cuento favo­rito del autor es El Estu­diante, y ese está en esta colec­ción, en la página 597 si no me equivoco.

A mi en gene­ral no me gus­tan los libros tan pesa­dos, no digo que Che­jov sea pesado, lo amo. Sino que es un libro gordo y no es fácil de lle­var en el metro y en el avión y meterlo debajo de la almohada. Pero creo que voy a hacer una excepción.

Tengo un com­pa­ñero de taller, Anto­nio, que ha con­tado un poco más del taller en forma más amena y clara.

Al ins­truc­tor del taller de poe­sía lo fui­mos a ver hablar en el Bukowsky Club. Bukowski es un escri­tor que a mi no me gusta para nada por­que es ordi­na­rio y vul­gar, puedo ver su valor pero la ver­dad es que no lo dis­fruto. El bar si era diver­tido y no sé cómo con­vencí a mis ami­gos de que me acom­pa­ña­ran. Pero lo más diver­tido es que Javi se con­fun­día y en ves de decir el Bukowsky, decía El Chejov.

Lo que me recuerda que Jonás me dijo alguna vez: “No tengo idea quien es Che­jov, pero sé que es amigo tuyo.” Y allí está, que a Che­jov lo conocí por Fuen­te­taja. Que si le hubiese hecho más caso a mi abuela, lo habría leído antes. Pero es así, uno tiene que encon­trar su pro­pio camino.

 — — — — — —
[Y ya que este post ha sido todo de Che­jov apro­ve­cho para reco­men­dar­les a los que viven en Madrid el tea­tro de Guin­da­lera que fue donde vi La Gaviota que no era exac­ta­mente la obra de Che­jov, sino una inter­pre­ta­ción de ese texto por está com­pa­ñía de tea­tro que es de mis favo­ri­tas madri­le­ñas. Mis papás fue­ron a ver la obra cuando estu­vie­ron de visita y la recuer­dan muchí­simo y me her­mano apro­ve­cha todas las oca­sio­nes en que recor­da­mos esto para con­tar­nos que él vio La Gaviota en Cen­tral Park con Meryl Streep y Phi­llip Sey­Mour Holf­man. Y que luego mi abuela le presto las obras com­ple­tas de Che­jov y la leyó. En fin, que desde octu­bre van a repre­sen­tar La Dama del Perrito o una inter­pre­ta­ción de ese cuento extra­or­di­na­rio adap­tado al tea­tro y con otro nombre.]

Tags |

10

Jul
2008

3 Comments

In de-escribir
Todo es misceláneo

By AnaMaria

reportaje de conciencia ambiental

On 10, Jul 2008 | 3 Comments | In de-escribir, Todo es misceláneo | By AnaMaria

reportaje en revista blank - sobrevivir con conciencia global
En la revista Blank han publi­cado un repor­taje que escribí sobre cosas que pode­mos hacer para vivir con con­cien­cia del ambiente.

Si lo ven, me comentan.

Tags | , , ,

17

May
2008

One Comment

In de-escribir

By AnaMaria

escribir feliz

On 17, May 2008 | One Comment | In de-escribir | By AnaMaria

trabajarfeliz.jpg
Los dia­rios y escri­bir todos los días es impor­tante para orde­nar las ideas y claro que tam­bién para escri­bir más. Estoy leyendo un libro que se llama Bird by bird que recalca la impor­tan­cia de escri­bir malos primeros-borradores, de darse licen­cia a uno mismo para escri­bir mal y así ahon­dar en los temas y sacar de alguna manera lo que vale la pena con­tar. Tam­bién, como siem­pre, va de la impor­tan­cia de escri­bir todos los días, los dia­rios, la escri­tura auto­má­tica, la disciplina.

Y sé que todo esto es impor­tante, y que mis dia­rios me sir­ven muchí­simo. Pero quiero decir aquí públi­ca­mente que en cuanto me muera por favor des­truir­los inme­dia­ta­mente. No valen la pena. Son peo­res que malos primeros-borradores. Y no es que haya per­dido la cor­dura y piense que a nadie le intere­sa­ría. Solo quiero decirlo por­que son un horror. Que conste. Que lo advertí. Tam­poco que este pen­sando morirme. Pero la ver­dad sufi­ciente escri­tos inti­mis­tas, malos, des­en­fo­ca­dos ya tengo. ¿no?