Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

Viajes

17

Feb
2010

7 Comments

In Viajes

By AnaMaria

El viaje a México en fotos

On 17, Feb 2010 | 7 Comments | In Viajes | By AnaMaria

México fue increíble.

Aquí inven­ta­ron el cho­co­late caliente.

Me encan­tan las fotos desde arriba.

Pero siem­pre se me olvida que me da vér­tigo, pánico y terror.

Me impre­sionó muchí­simo ver los mura­les. Son furiosos.

La razón de la visita a México fue la boda de Mónica. Fui­mos a este bar­cito unos días antes en una terraza. Al cama­rero tuvi­mos que pedirle una manta. Con­ver­sa­mos y nos reí­mos tanto que me dolían las costillitas.

La boda fue bellí­sima. Hubie­ron maria­chis y tequila. Eso es obvio, lo sé, pero estaba bue­ní­simo. Tenían que haber estado allí.

La fami­lia madri­leña llegó en video. Cada vez que veo esto se me aprieta el cora­zón, tanto cariño. Es increí­ble lo cer­quita que esta­ba­mos y el cariño que nos tiene cerca de algún modo.

Des­pués fui a Mérida a visi­tar a Chien. Hici­mos un trip de kayak-bici-senderismo y vimos fla­min­gos salvajes.

Luego me fui a Can­cún a tomar el avión de vuelta. Estuve menos de 24 horas ahí. Quiero volver.

Nota al mar­gen: Mi her­mano dice que a esta última foto le debo lla­mar PALABRERIO PUNTO PORN

26

Nov
2009

28 Comments

In Senderos

By AnaMaria

Excursionistas del Istmo — Advertencia

On 26, Nov 2009 | 28 Comments | In Senderos | By AnaMaria

El fin de semana fui en una excur­sión de este grupo CEI y ahora me siento en la obli­ga­ción de con­tar­les por­que no les reco­miendo par­ti­ci­par en una acti­vi­dad con ellos si saber que, en resu­men: Son impru­den­tes, toman gran­des ries­gos con la vida de los demás y no tie­nen idea de lo que están haciendo ni el equipo necesario.

Al ins­cri­bir­nos, todas las pre­gun­tas por el equipo que debía­mos lle­var eran obtu­sas e irre­le­van­tes. Por ejem­plo, pre­gunté cuanta agua debía­mos lle­var y la res­puesta fue “Esa agua no la vas a poder car­gar”. El vier­nes nos die­ron una adver­ten­cia de que los ríos del área esta­ban cre­ci­dos así que llamé a  Gil­berto Ceba­llos a pre­gun­tar cuál era el plan de con­tin­gen­cia, la res­puesta fue “esos ríos no se cre­cen;” ”aquí llegó un guía y ha dicho que allá no ha llo­vido en 20 días;” ”ya no te voy a devol­ver tu plata.”

En ese momento debí desis­tir del viaje, solo lo escribo aquí con la inten­ción de pre­ve­nir a otros pues las cosas fue­ron mal y pudie­ron ser mucho peor.

El pri­mer río que encon­tra­mos estaba cre­cido y allí nos detu­vi­mos y espe­ra­mos a que bajara de nivel. A las tres horas  nos comen­ta­ron que el río podía cru­zarse un par de metros más arriba por­que allí se divide en tres. Si el pri­mer río estaba cre­cido era obvio que todos los demás ríos que íba­mos a tener cru­zar esta­rían cre­ci­dos tam­bién pero en ese momento nos dije­ron que no había que cru­zar más ríos, que el resto del camino era bor­deando el río. Calculo que cru­za­mos el río nueve veces por lo menos.

El pri­mero lo cru­za­mos a caba­llo las dos muje­res del grupo. Mónica dijo que si no fuera por el caba­llo no lo habría cru­zado, pero ese no fue el peor.

La pri­mera vez que nos enfren­ta­mos a un río fuerte sin caba­llos, varios duda­mos, pero nues­tros guías y Gil­berto, el orga­ni­za­dor, ya habían cru­zado y nos gri­ta­ban que eso había que cru­zarlo y no había vuelta a atrás. Así que el grupo, varios tenían bas­tante expe­rien­cia, deci­dió hacer una cadena humana y toma­dos de bra­zos cru­za­mos. Tomó toda nues­tra fuerza y varios sus­tos pero en un largo rato lle­ga­mos a cru­zar. Ese río era apro­xi­ma­da­mente más ancho de una calle de dos carriles.

Cru­zar un río cre­cido es una impru­den­cia tan grande que nunca lo habría hecho si no fuera que sentí que no había opción.  De esta forma cru­za­mos otros dos ríos ese sábado. Varios más el domingo. Es casua­li­dad que nadie se haya ahogado.

Insis­tie­ron en que dejará que el caba­llo lle­vará mi mochila y, aun­que no que­ría, la dejé.

Sobre las cua­tro de la tarde había­mos pasado un camino muy dis­tinto al des­crito, por­que era un camino impro­vi­sado que no cono­cían. Para­mos a des­can­sar en una que­brada. Allí los caba­llos se ade­lan­ta­ron con el guía que cono­cía el camino y dos excur­sio­nis­tas que tam­bién eran parte del club. Desde ese punto yo no tuve mochila y el grupo no tenía guía, salvo por Olo que no cono­cía muy bien el camino y el domingo por la noche admi­tió que tenía más de 8 meses de no hacerlo y nunca por esa ruta por­que no lo habían cru­zado en época lluviosa.

Líder Sucre, que es direc­tor del Bio­Mu­seo donde tra­bajé el año pasado, es parte de ese club y fue el único que lle­vaba un machete. Pero él tam­bién dejó su mochila con el caballo.

Segui­mos por un sen­dero que se hacía cada vez más estre­cho y des­pués de que oscu­re­ció se cerró com­ple­ta­mente. Ade­lan­ta­mos y retro­ce­di­mos hasta las 7 de la noche. Había­mos estado cami­nando desde las 10 de la mañana. Deci­di­mos que no hacía sen­tido seguir 10 per­so­nas errando el camino sin avan­zar y deci­di­mos que­dar­nos allí. Cada quién se aco­modó con lo que tenía. Varios tenían hama­cas. Yo me envolví con mi pon­cho plás­tico me acosté sobre unas hojas. Aquí va lo que decía que debías lle­var para dor­mir en las indi­ca­cio­nes de la excursión:

  • Sabana o slee­ping bag (en la selva tiende hacer frío)
  • No es nece­sa­rio lle­var tienda de cam­pismo, dor­mi­mos en hama­cas en las casas de los indígenas.

Líder dijo que él se iba a ade­lan­tar con Olo. Le vi la cara a Olo y estaba exhausto. Pero se acostó un rato en un hamaca y los dos se ade­lan­ta­ron hasta el campamento.

Gil­berto se dedicó a llo­ri­quear que si no fuera por esto y si no fuera por lo otro y que el cam­pa­mento estaba cer­quita y que su GPS mos­traba que estaba a solo 1.2 kiló­me­tros. Les dejo dos comen­ta­rios que me con­ta­ron a la noche siguiente:

  • Vi a Gil­berto con un GPS en una mano y una brú­jula en la otra y pensé, por fin tene­mos equipo y sali­mos de aquí. Pero empezó a hablar de las estre­llas y mirar hacia arriba. Era como un mono con una computadora.”
  • ”Sen­ta­dos allí, sin machete para abrir el camino ni cuer­das para cru­zar el río y un GPS que no pare­cía saber usar, Gil­berto nos contó que el miér­co­les en club tie­nen un semi­na­rio donde expli­can qué equipo se nece­sita lle­var en una excursión”

Alre­de­dor de las 1o de la noche llegó el guía con los caba­llos para lle­var­nos al cam­pa­mento Mien­tras cami­na­ba­mos al cam­pa­mento Gil­berto me hizo este comen­ta­rio ”Ana, tu sabes que mi hamaca es doble” luego diri­gien­dose a la per­sona que tenía a lado dijo ”en esta excur­sión está todo incluído;” me sen­tía como si estu­viera en prisión.

Tuvi­mos que cru­zar un río más, yo lo crucé de última y a caba­llo. Al caba­llo lo empu­jaba la corriente y veía a mis com­pa­ñe­ros toma­dos de brazo cayendo y levan­tan­dose del agua.

Lle­ga­mos al cam­pa­mento, Olo se había des­hi­drato y sufrido con­vul­sio­nes.  Recu­peré mi mochila y cuando entré al ran­cho ya todas las hama­cas esta­ban toma­das y no había nin­guna para mi. Pero en la mochila lle­vaba una que Gil­berto me había pres­tado. No tenían cuer­das, pre­gunte por todo el cam­pa­mento y no habían. Final­mente Líder me prestó unas cuer­das y me dijo que solo me las daba por devol­verme el favor de reco­gerle unas bote­llas de agua más temprano.

Pre­pa­ra­ron una pasta con tomate y sal­chi­chas para cenar. En el paseo solo esta­ban inclui­dos la cena y el desa­yuno. El desa­yuno era café, pan y las mis­mas sal­chi­chas de la cena que habían estado en un plato sin cubierta toda la noche.

Nos acos­ta­mos a dor­mir. En el ran­cho donde yo estaba éra­mos 7 y de ellos 5 esta­ban en las hama­cas del refu­gio. Dos de esas hama­cas se reven­ta­ron y los chi­cos caye­ron al suelo. Uno se cayo dos veces y deci­dió dor­mir en el piso. Pienso que las cuer­das esta­ban podridas.

Sali­mos de cam­pa­mento alre­de­dor de las 8:30 am a los cinco minu­tos está­ba­mos per­di­dos en un camino cerrado, sin machete, sin caba­llos y sin guía. Líder nos contó que él iba de último siguien­do­nos cuando el guía lo llamó y le dijo que no era por allí el camino. Él se fue con los caba­llos y el guía; y no le avisó a las 12 per­so­nas que esta­ban en el camino equi­vo­cado. Lo encon­tra­mos cuando vol­vi­mos a salir al río ya con más de una hora de retraso.

El camino fue simi­lar al del día ante­rior. Supues­ta­mente debía­mos ter­mi­nar sobre medio día pero no estu­vi­mos todos en la pira­gua que nos lle­vaba a encon­trar los carros para vol­ver a Panamá hasta las 4:30.

Hici­mos el camino de hora y media hasta el sitio donde esta­ban los carros, aun­que des­pués de las 5pm no se puede salir por carre­tera. Ten­dría­mos que dor­mir en la isla de Cartí. Cuando dije­ron Gil­berto bal­bu­ceaba y uno de la excur­sión lo mandó a callar, luego Gil­berto ame­nazó con tirarlo al agua.

Allí nos aco­mo­da­mos en un hotel, subí al pri­mer hotel pero cuando me tocó lle­gar a una habi­ta­ción era una donde no había col­chón. Líder tomó la habi­ta­ción de enfrente justo antes y vio per­fec­ta­mente como quede yo. Me tomó horas pero con­se­guí un col­chón, aun­que la ver­dad ya casi ni me importaba.

Allí pudi­mos comer, tomar­nos unas cer­ve­zas, inter­cam­biar las his­to­rias de horror de cada uno del tra­yecto y al día siguiente sali­mos de vuelta a Panamá.

He ido a muchas excur­sio­nes, muchas veces hay cosas que salen mal y es en cómo la gente reac­ciona que uno se da cuenta qué tan bien pre­pa­ra­dos están. Aquí no esta­ban pre­pa­ra­dos, no tenían el equipo nece­sa­rio y no les impor­taba con nadie. Por eso les comento esto con lujo de deta­lles para que saquen sus pro­pias con­clu­sio­nes. Mi reco­men­da­ción es no tomar nin­guna excur­sión con este grupo pues es peligroso.

Reto Creativo: Buda y el post it.

On 28, Oct 2009 | One Comment | In Camino de Santiago, Todo es misceláneo | By AnaMaria

Este es mi post-it para El Reto Crea­tivo. Es la cuarta semana de este juego.  Estoy muy con­tenta de como va andando todo. Al menos a mi estoy bas­tante segura que me ha fun­cio­nado, me ha des­blo­queado bas­tante la cabeza. Tra­ba­jar en una pro­fe­sión crea­tiva que exige todo de ti drena bas­tante la cabeza, hay que acep­tarlo. Estos juego y sobre todo com­par­tir­los con otros, ayu­dan mucho.

Para el post-it que añade sen­tido escogí a Buda, por una ima­gen zen que se usa para medi­tar que es cuando no logras aca­llar la mente sim­ple­mente bus­cas refu­gio en Buda. Leí eso hace años así que no estoy muy segura ni de cómo va ni su por­qué. Pero creo que fun­ciona, cuando no encuen­tras paz en ti bus­carla en Buda, bus­car refu­gio. Ahora, ¿qué pasa si lle­gas al refu­gio y está lleno? Creo que va a ser de esas cosas que solo a mi me dan risa. Quizá por­que me recuerda el camino de San­tiago y el miedo que daba de lle­gar al siguiente refu­gio y estu­viese lleno y tener que cami­nar 20 kiló­me­tros más. Nunca me pasó. Y luego hay que darle la opor­tu­ni­dad a Buda de decir “Panza llena, cora­zón con­tento,” aun­que obvia­mente no sea su estilo.

Tags | , ,

23

Aug
2009

4 Comments

In Senderos

By AnaMaria

trillado

On 23, Aug 2009 | 4 Comments | In Senderos | By AnaMaria

Hoy fui otra vez a cam­pana y esta vez mejor pre­pa­rada para el sen­dero, aun­que sigo per­di­dí­sima. No ter­miné de enten­der cuál fue el camino que hici­mos. Fui­mos y vol­vi­mos en dos horas y no encon­tra­mos nin­guna cruz. Solo el punto número 225 de 1947. Me lo apuntó aquí para ave­ri­guar y bus­car­los en goo­gle maps.

Per­di­dí­sima por­que en vez de lle­varme una cami­seta nor­mal o una con man­gas lar­gas, me llevé un top de tiri­tas y me corté toda.

Antes como que sen­de­reaba más. Y la ver­dad es que es muy bello poder pasar el domingo cami­nando en el lodo sin saber dónde estás. Lo bueno es que final­mente me con­se­guí una botas decen­tes. Des­pués de que me desan­gra­ran las que llevé a pere­gri­nar a San­tiago no había tenido unas así. Pare­cen bue­ní­si­mas y espero aprovecharlas.

Estoy feliz y tengo dos bollos pre­ña­dos en la nevera. Así que por ahora todo es ganancia.

09

Feb
2007

10 Comments

In Todo es misceláneo
Viajes

By AnaMaria

Aquí y allá

On 09, Feb 2007 | 10 Comments | In Todo es misceláneo, Viajes | By AnaMaria

Hoy me des­perte a las cua­tro de la mañana por­que aun­que estoy aquí, en Panamá, mi cuerpo sigue a la hora de allá. Por los pri­me­ros meses en Madrid decía, “Aquí en Panamá” pero ya me he acus­tu­brado que allí ‘aquí’ es Madrid. Allá es Panamá. Aquí y allá los dos, están lejos. Ambos. Y cuando estas aquí extra­ñas allá. Afor­tu­na­da­mente ya hay gente a quién extra­ñar en todos lados. ¿Habrá que deci­dir entre aquí y allá? Eso sólo el tiempo lo dirá, por ahora me quedo yendo de aquí para allá.

Aquí estaré dos sema­nas.
Allá vol­veré en dos semanas.

27

Sep
2006

4 Comments

In Viajes

By AnaMaria

Italia en Septiembre

On 27, Sep 2006 | 4 Comments | In Viajes | By AnaMaria

espera en barajas T4

Mi vuelo se retrasó en Bara­jas, así que ahora tengo aún más fotos de la t4. El pro­blema es que tomo más fotos cuando estoy abu­rrida. Y como en este viaje me divertí mucho, tomé pocas fotos.

cafe con iPod

Pero las cosas bue­nas de la vida mere­cen ser inmor­ta­li­za­das en celu­loide aun­que sea digi­tal.
img_3678.jpg

Esta es plaza de Ferrari un día que sali­mos a pasear por Génova.en el puerto e Génova, se ve el acuario y la esfera

Este es el puerto anti­guo, dise­ñado por Renzo Piano. Aquí esta el Acua­rio que es el blo­que azul, y la esfera. Pero enfrente esta el señor que hace fari­nata y panisa, y de allá venimos.

Vale, Tía y yo en Torino
Mi prima Vale­ria vive en Torino. Italo Cal­vino dice que esa es la ciu­dad per­fecta para un escri­tor. Yo me lleve dos libros de él en el viaje, Las “Ciu­da­des Invi­si­bles” (increí­ble) y una anto­lo­gía de cuen­tos en ita­liano. Y ¡qué coin­ci­den­cia! Mi tía esta leyendo “El Barón Ram­pante” y mi prima “Los Amo­res Difíciles”.

img_3684.jpg

img_3688.jpg

Visi­ta­mos el Museo del Cine donde hay dague­rro­ti­pos eró­ti­cos y una refri­ge­ra­dora gigante.

Museo del Cine Torino

28

Aug
2006

12 Comments

In Viajes

By AnaMaria

Linares

On 28, Aug 2006 | 12 Comments | In Viajes | By AnaMaria

Tren a Linares
Tuvi­mos que ir a Lina­res de emer­gen­cia a traer de vuelta a Javi. No fue fácil y por un momento nos plan­tea­mos que­dar­nos todos allá. Había feria, vinos, tapas abun­dan­tes y muchos chi­cos gua­pos. More­nos y Medinas.

Por lo menos nos tra­ji­mos a uno.

22

Aug
2006

9 Comments

In Todo es misceláneo
Viajes

By AnaMaria

metros del mundo

On 22, Aug 2006 | 9 Comments | In Todo es misceláneo, Viajes | By AnaMaria


Por ahora he estado en 14 de los 151 metros del mundo según este sitio. Defi­ni­ti­va­mente el metro no es mi parte favo­rita del viaje, pero la ver­dad es que me acuerdo bas­tante bien de casi todos.

12

Jun
2006

8 Comments

In Camino de Santiago

By AnaMaria

remembranzas

On 12, Jun 2006 | 8 Comments | In Camino de Santiago | By AnaMaria

Hace un año estaba en el camino. No pare­ciera solo un año por­que he logrado poner mi vida patas pa’rriba. No se si pude haber ima­gi­nado que esta­ría viviendo en Madrid. No podía pen­sar en nada por­que me dolían mucho los pies. Y aun­que me acuerdo del dolor, ya esta muy lejos. En cam­bio los bos­ques al ama­ne­cer, los euca­lip­tos, los vie­ji­tos que cami­nan velo­ces, la gente ama­ble, las fle­chas ama­ri­llas, las flo­res, la llu­via ligera, cada una de las con­chas en las mar­cas de los kiló­me­tros, las notas que van dejando los pere­gri­nos, lo bien que sabe un café a las 9 de la mañana cuando tie­nes tres horas cami­nando y sobre todo las con­ver­sa­cio­nes con la gente mara­vi­llosa que te encuen­tras por casua­li­dad; todo esto se siente cerquita.

Estoy pen­sando regre­sar,
quien sabe hacer otro tramo,
tal vez hacer más,
quien sabe ir en bici,
en sep­tiem­bre qui­zás.
No salen ampo­llas por soñar.

17

May
2006

4 Comments

In Todo es misceláneo
Viajes

By AnaMaria

La tía de mi vida

On 17, May 2006 | 4 Comments | In Todo es misceláneo, Viajes | By AnaMaria

La tíaEsta es la tía. Per­so­naje clave de este blog ya que sus comen­ta­rios son abun­dan­tes, gene­ro­sos, siem­pre gra­cio­sos y a veces indes­ci­fra­bles. Me fui a visi­tarla en Ita­lia en estos días y nos dedi­ca­mos a hacer auto­pis­tas, que somos nóma­das. En ferri cru­za­mos Lago Mag­giore, sin parar en Stresa donde dan plata falsa. Pero visi­tando a un San Car­lone gigante que tie­nen en un pequeño pue­blo. En Pisa encon­tra­mos a Vale­ria, más rubia y enamo­rada de un espa­da­chín polaco. En Firenze asis­ti­mos a una boda en un cas­ti­llo. En Génova comi­mos panisa fari­nata[1] en el puerto. En San Ros­sore no habían cin­gia­lini [2].

En la foto esta­mos ahí, en San Ros­sore, cerca de Pisa. Con la tía esta su nieta, Jesica, que yo la vi cuando nació. Pero ni una vez se lo dije. Ni una sola vez, por­que tam­bién qui­siera ser una buena tía, que ya estoy viendo que es bas­tante difí­cil por­que era chi­qui­tita y peluda y ahora es grande y tiene lar­guí­si­mos risos. Nieta y sobrina en ita­liano son la misma pala­bra: nipote. Tam­bién la tía y yo nos lla­ma­mos igual. Un poco como una espiral.

Aprendí una pala­bra nueva en ita­liano: papa­veri, ama­pola.

Bueno no es que yo tenga sólo una tía, tengo más. Mara­vi­llo­sas todas. Incluso supe que tengo una tía que hace mer­me­la­das de mango y de marañon.

¡vivan las tías!
italia en resumen

[1] Paniza es una fri­tura en forma de papa frita hecha con harina de gar­banzo y la fari­nata podría des­cri­birse como algo entre una tor­ti­lla y una crepe tam­bién hecha a base de harina de gar­banzo. Es lo que debe comerse en Ligu­ria, así como el Pesto. Y cros­tin­nis es lo que debe comerse en Tos­cana. Y no sigo por­que me da hambre.

[2] Cacho­rros de jabalí. La pri­mera vez que estu­vi­mos allí vimos una manada. Pero ahora a San Ros­sore, que es como una reserva-forestal-parque-centro-de-equitación, va más gente y hay más basura.