Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

vida MADrileña

01

Oct
2008

6 Comments

In vida MADrileña

By AnaMaria

Madrid se me acaba

On 01, Oct 2008 | 6 Comments | In vida MADrileña | By AnaMaria

Mixto con huevo
Autoretrato llegando al metro
Javi

07

Mar
2007

No Comments

In vida MADrileña

By AnaMaria

Motto y Moda

On 07, Mar 2007 | No Comments | In vida MADrileña | By AnaMaria

Hasta ahora mi motto había sido “No me lo plan­teo”. Aun­que suena a idea vacía, creo que me ayudo a dis­fru­tar ple­na­mente la expe­rien­cia madri­leña sin rom­perme dema­siado la cabeza. Ahora que ya me he visto for­zada a tomar deci­sio­nes de la vida, casual­mente tro­pece con una nueva con­signa: “Pajaro que no puede volar, camina.” Gra­cias a TMN.
Pájaro que no vuela, camina

Aquí les dejo un vídeo sobre la nueva apuesta de H&M para la moda euro­pea: COS. De la revista Mono­cle de los crea­do­res de Wall­pa­per. Vía Desig­nOb­ser­ver.

25

Feb
2007

22 Comments

In vida MADrileña

By AnaMaria

muxu

On 25, Feb 2007 | 22 Comments | In vida MADrileña | By AnaMaria

En Madrid he apren­dido y se me han pegado un mon­tón de pala­bras que antes ni siquiera cono­cía, pero poco a poco lle­gan a ser mías. Ahora uso ago­bio para algu­nos casos de estrés y flipo.

Muxu’ no es una expre­sión espa­ñola, pero vi que mis ami­gos la usa­ban para des­pe­dirse en msn y rápi­da­mente la adopte. De hecho pensé que sería una expre­sión mexi­cana. Que sig­ni­fi­ca­ría besos o algo así. O qui­zás sería eus­kera. Javi se des­co­jonó y me explico que era un mono que tira besos que yo no puedo ver en mi msn de mac. Pero des­pués de la risa adop­ta­mos ‘muxu’ a nues­tro hablar.

De Javi he apren­dido muchas expre­sio­nes. Algu­nas las odio, como “en el fondo es buen niño.” Javi podría decir eso refi­rien­dose a Sata­nás. Pero tam­bién es cierto que uno debe bus­car muy muy en el fondo antes de diag­nos­ti­car a alguien de gili­po­llas.

La frase que más me gusta de Javi es “te lo digo con amor.” Si algo res­peto de él es su capa­ci­dad de decirte las ver­da­des en la cara. Aún las que due­len las dice con cariño. La amis­tad es más que alguien que te dice todo el rato lo mucho que te quiere, que tam­bién. Los bue­nos ami­gos te dicen “te pasaste tres pue­blos” o “estu­viste un poco borde” o “no vas a salir así, ¿ver­dad?” cuando es nece­sa­rio, pero lo dicen con amor.

Ni me lo puedo creer toda­vía pero esta etapa de Madrid está por ter­mi­nar. Voy a tomar un empleo que me devuelve a Panamá. Me encanta Madrid y la expe­rien­cia se me ha que­dado un poco corta. La ver­dad es difí­cil dejar a los ami­gos y estoy segura que he hecho bue­nos ami­gos por­que Javi me ha dicho: “voy a ir a tu casa con unos post-its para mar­car todas tus cosas con las que me quiero que­dar.” Los mejo­res ami­gos son los que te hacen reír en momen­tos difí­ci­les. Y el vivo de Javi va a que­darse hasta con mi trabajo.

Muxu Madrid

03

Dec
2006

4 Comments

In vida MADrileña

By AnaMaria

El otro lado de mi cama

On 03, Dec 2006 | 4 Comments | In vida MADrileña | By AnaMaria

Tris­te­mente, estu­dio dema­siado.
Más deta­lles en flickr

- -

Aquí un post de un amigo de la época neo­yor­quina de mi her­mano que estuvo de visita en Panamá la semana pasada.
(Esta en ingles, sorry, pero con muchas fotos)
Actua­li­za­ción: Ahora tam­bién hay fotos en el blog de mi her­mano, recien­te­mente resucitado.

Feliz viernes. de fama.

On 10, Nov 2006 | 3 Comments | In feliz viernes, Filosofía blg, vida MADrileña | By AnaMaria

Feliz Viernes. Javi.Juliana.Jonas.
Hay más vier­nes feli­ces aquí.

Pala­brean­dome la fama

casualmente leyendo ElPaís

Casual­mente leyendo El País me encon­tré en el suple­mente de Ciber­País [que iró­ni­ca­mente no encuen­tro en el web] una reseña que dice: “Pala­bre­río es un blog de lite­ra­tura”. No dice nada de las rece­tas bai­la­bles, ni las his­to­rias de miedo urba­nas, ni los des­li­ces de neu­ro­sis galo­pante. Uff. Menos mal y todo eso queda entre nos.

09

Nov
2006

5 Comments

In vida MADrileña

By AnaMaria

Todo lo mexicano se pega

On 09, Nov 2006 | 5 Comments | In vida MADrileña | By AnaMaria

El otro día alguien dijo algo en clase y me sor­prendí a mi misma con­tes­tando: No man­ches. La mala influen­cia Mónicana se nota. Sobre­todo en el voca­bu­la­rio. a las ‘cosas de picar’ que aquí en España lla­man ‘ape­ri­ti­vos’, a veces las he lla­mado ‘bota­nas’. Aun­que la pri­mera vez que escu­che la expre­sión, Mónica la tuvo que expli­car lar­ga­mente. Pero lo que real­mente no es nor­mal, es que cuando come­mos comida mexi­cana, siento una inmensa nostalgía.

todos en la comida mexicana

Món es exce­lente coci­nera y, por suerte, su abuela le ha reco­men­dado que le ponga cho­co­late al chile para noso­tros para que no sea tan picante. Pero hoy no cocinó Món sino su mamá que está aquí de visita para suerte de todas estas ale­gres caras. Nada estaba picante, excepto lo de Car­mela, que fue la única que se atre­vió con la salsa verde. Los demás nos que­da­mos en Suiza, donde pertenecemos.

Yo, Javi, Paulina

Món et Mater (y Jorge borroso)

Ade­más nos comi­mos un ros­cón de Almu­dena de crema, igual que el año pasado pero sin estu­diar. La ver­dad es que soy una suertuda.

yo-princesita
¡Feliz Almudena-Mexiana a todos!

—¡qué chido!—

Posiblemente me preocupo demasiado

On 16, Oct 2006 | 5 Comments | In Todo es misceláneo, vida MADrileña | By AnaMaria

Últi­ma­mente la gente en la calle me parece gen­til y ama­ble. Alguien te cede el paso. El chó­fer del bus espera tres segun­dos para que lle­gues corriendo a velo­ci­dad super­só­nica y no te cie­rra la puerta en la cara. El otro día incluso creo que el señor del bar me son­río cuando tiro mi café sobre la barra tum­bando a la cucha­rita de su sitio. A mi todo esto me preo­cupa por­que puede ser que me este acos­tum­brando a la manera de ser española.

Pero ahora, des­pués de mi pri­mera clase con nue­vos bríos por­que hay san­gre nueva lo que me da la espe­ranza de lograr mi obje­tivo máximo que es pasar desa­per­ci­bida, pensé que quien sabe con el mas­ter y el tra­bajo a la vez no voy a tener tiempo… :shock: No voy a tener tiempo de preo­cu­parme por repro­bar mis cla­ses y que me boten del tra­bajo al mismo tiempo. Tengo que organizarme.

Hablando de bellas mane­ras ahora es más fácil son­reír en los comentarios.

trabajar me relaja

On 03, Oct 2006 | 2 Comments | In Todo es misceláneo, vida MADrileña | By AnaMaria

Es mi pri­mera semana en mi nuevo tra­bajo. Estoy medio tiempo por­que ya pronto vuelvo a la mala vida del mas­ter. Y aún si la ver­dad es que he estado super ner­viosa estos pri­me­ros días (sin nin­guna buena razón, pero eso nunca ha impor­tado), la ver­dad es que de cierta forma siento como si me estu­viera relajando.

Des­pués de años tra­ba­jando por mi cuenta, es extra­ñí­simo ir a una reunión y hablar poco, no estar muy segura de lo que estoy haciendo. Esta mañana un compi de tra­bajo, mien­tras me ense­ñaba a usar la máquina de café, me dijo “si yo tuviera mi chi­rin­guito no lo deja­ría”. ¡ay! Que dolor mi chi­rin­guito aban­do­nado. Pero que rico es tomar café en la máquina de la ofi­cina y no haberla com­prado, armado y arre­glado. Y ni siquiera estar segura de como funciona.

27

Sep
2006

In vida MADrileña

By AnaMaria

MAD city"> de vuelta en MAD city

On 27, Sep 2006 | In vida MADrileña | By AnaMaria

Esta re-entrada a Madrid ha sido la más sig­ni­fi­ca­tiva y la más cinematográfica.

A mi vagón de metro en camino del aero­puerto entró un com­pa­ñero del mas­ter de la com­plu. Tenía rato de no verle y estu­vi­mos ale­gre­mente con­ver­sando todo el viaje. En mi país (lo bueno de expa­triarse es poder hablar como si la patria fuera de uno) encon­trarse con gente cono­cida donde quiera que vas es muy fre­cuente. Aquí no tanto y me hace falta.

Decidí parar en la pana­de­ría para no vol­ver a salir. Y allí sonó mi móvil y estuve un buen rato con­ver­sando con una amiga que es real­mente una chispa de ale­gría que te con­ta­gia su entu­siasmo cada vez que le oyes la voz. Lle­gue a casa exhausta, des­pués de todo el día de auto­pis­tas, cen­tros comer­cia­les, ter­mi­na­les, avio­nes, buses, metros y panaderías.

Y luego de hablar ale­gre­mente con mi país para con­fir­mar que había lle­gado al país donde ahora habito, me senté frente a la compu­tadora. Si no lo han notado he estado un poco lejos de inter­net, lo que en mi caso es siem­pre salu­da­ble. Así que estaba yo en la inti­mi­dad de mi hogar en pan­tis frente a la compu — o en bra­gui­tas frente al orde­na­dor, según pre­fe­ren­cia dia­léc­tica geo­grá­fica per­so­nal de cada cual.

De pronto sentí un ruido extraño que pare­cía como si alguien abriera la puerta de mi apar­ta­mento. Y yo vivo solita en sole­dad y ya estaba aden­tro. ¿enton­ces quien estaba entrando en mi casa? Como sé que un intruso no ten­dría lla­ves pensé que sería que estaba escu­chando abrirse la puerta de algún vecino. Pero como sonaba tan cerca fui a ver. Es decir, di un brinco y toda mi san­gre se fue a mis pies y por algún ins­tinto prehis­tó­rico más fuerte que yo me acer­que a la puerta. Con horror con­firme que la puerta de mi apar­ta­mento se estaba abriendo. La única expli­ca­ción “lógica” que mi cere­bro pudo gene­rar era que otros inqui­li­nos se habían mudado a mi que­rido pisín.

El susto debe haber tomado unos cuan­tos segun­dos por­que cuando la puerta se abrió pude ver a los dos gua­pí­si­mos cus­to­dios de mis plan­ti­tas casi tan asus­ta­dos como yo. Inocen­te­mente venían a ponerle agua a las plan­tas, pero encon­tra­ron la puerta sin tran­car y den­tro una intrusa y había sido un día largo y no sé que cara tenía.

A coro pre­gun­ta­ron: “¿tú no venías el viernes?”

Con poca cir­cu­la­ción san­guí­nea lle­gando a mi cabeza, con­teste: “Nooooo, yo vengo mañana.”

Nos echa­mos a reír y nos reí­mos por horas. Aun­que no haga nin­gún sen­tido, Madrid no se había sen­tido tanto mi casa como hoy. Y con sólo decir eso siento nos­tal­gia de MI país.