Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

Todo el Palabrerio

02

Dec
2011

No Comments

In CorriYogi

By AnaMaria

Feliz Viernes de Naranja y Sol

On 02, Dec 2011 | No Comments | In CorriYogi | By AnaMaria

Feliz vier­nes, ya parece verano. ¡y hay naranjas!

y mi cora­zon­cito está desenfrenado.

 

Ade­más es mi último fin de semana de yoga. De claus­tro yogíco. De Yoga Mara­tó­nico. O como le dice Gladys, de ala­bar a las vacas. Ha sido un mon­tón de tiempo dedi­cado a este entre­na­miento pero estoy muy con­tenta de haberlo hecho.

He apren­dido un mon­tón de cosas y he lle­gado más pro­fundo en mi pro­pia prác­tica. Y es algo que llevo con­migo (incluso a la cima de los cerros dice la foto) y que puedo dar a los demás. Es muy mágico.

Ahora todos cru­cen los dedos a ver si me graduo.

 

Y suerte en la mara­tón a todos los corre­do­res: Acá algo de yoga espe­cial para recuperarse.

 

 

22

Nov
2011

One Comment

In Uncategorized

By AnaMaria

ring ring

On 22, Nov 2011 | One Comment | In Uncategorized | By AnaMaria

 

Amo mi droid pero con lo q se calienta mi oreja mien­tras me hablan y todo el tema de las radia­cio­nes no se puede hablar tran­quila así que con­se­guí un adap­ta­dor. Un adap­ta­dor cha­pado a la anti­gua, podría decirse.

Lo que es fatal es la señal y en mi casa solo puedo hablar desde la sala así que queda con­ver­tido en telé­fono fijo.

¡llame ya!

Y si quiere ver más telé­fo­nos nos­tál­gi­cos y una teo­ría sobre el final de la tele­fo­nía terres­tre, pase por aquí.

14

Nov
2011

3 Comments

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

sin voz

On 14, Nov 2011 | 3 Comments | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

Apren­des mucho cuando pasas un par de días sin voz. Apren­des que en algu­nas con­ver­sa­cio­nes no hace nin­guna dife­ren­cia que tú hables o no. Unas por la bella razón de que hay gente que entiende per­fec­ta­mente tus ges­tos, tu mirada o qui­zás te lee la mente. Pue­des hacer hasta chistes.

Otras gen­tes da igual, por­que no es que te iban a dar mucha opor­tu­ni­dad para hablar y ale­gre­mente siguen parloteando.

Alguien te cuenta algo, te mira, se acuerda que no pue­des real­mente con­tes­tar, es decir con­ver­sar. Y es como si parte de ti no estu­viera allí. Es como mirar a alguien echarte en falta.

Con lo que gusta hablar uno se olvida que no puede hacerlo y es como cuando no hay luz y uno se pasea toda la casa encen­diendo y apa­gando swit­ches. Cada vez que entras a un cuarto la mano va en auto­má­tico. Me di cuenta que todo el todo lo que canto. Todo el tiempo tra­tando de can­tar. Le das a encen­der la luz, pero la lam­para no cam­bia. La voz no sale. Solo pue­des ver a media luz. Solo pue­des estar a medias. Callada. Sin cantar.

Y tenía mil pre­gun­tas. Hipó­te­sis. Ideas enor­mes que com­par­tir, para cons­truir. Pero se aprende más estando callada, posi­ble­mente. Se aprende lo difí­cil que es callarse. Lo más difí­cil de callar: las pre­gun­tas. Por­que pri­mero deci­des que no vas a pre­gun­tar, igual. Pero empie­zan como a her­vir. Y en deses­pe­ra­ción, se cue­lan ges­tos y algu­nas pala­bras. Y ter­mi­nan saliendo sal­pi­co­nes de pre­gun­tas, pre­gun­tas que no eran LA pre­gunta, pero que vale. Por lo menos lle­gan res­pues­tas, que siem­pre sirven.

Esas res­pues­tas son des­te­llos de ideas nue­vas, chis­pas de más pre­gun­tas y poco a poco se aviva un loco fuego. Una luz ence­rrada en un silen­cio. Que es lo que te lleva por fin, en deses­pe­ra­ción, a escribir.

 

 

—–

Todo el tiempo recor­dando cuando en Sevi­lla enmu­decí.

A través

On 02, Nov 2011 | One Comment | In CorriYogi, creatividad e inspiración, de-escribir | By AnaMaria

Para mi yoga es una manera de lle­gar a la mente a tra­vés del cuerpo. De cal­marla, callarla y otras veces ins­pi­rar y lle­narla. Creo que a tra­vés del cuerpo puede lle­garse qui­zás al espí­ritu. Es exac­ta­mente esa idea de la lite­ra­tura de cons­truir desde lo con­creto y pecu­liar hacia lo abs­tracto y universal.

Otra ruta, estoy segura, es la poe­sía. Son las pala­bras. El len­guaje que nos hace huma­nos y nos per­mite hacer nues­tro al mundo.

Ahora en este curso que estoy haciendo para ir más pro­fundo en el yoga, me he encon­trado con que ambas cosas se jun­tan. En que pue­des ir con un grupo a hacer yoga y acer­car­les a tus más ínti­mas ideas e intui­cio­nes del mundo. A tus auto­res más que­ri­dos y a esos ver­sos que lle­vas siem­pre contigo.

Y luego, mági­ca­mente te encuen­tras que no tie­nes tu libro de zen a mano y que en pala­bras de un poeta la idea de cul­ti­var la mente del “no sé”. Un idea cen­tral del zen. Dice:

Por eso tengo en alta estima dos peque­ñas pala­bras: “no sé”. Peque­ñas pero con poten­tes alas. Que nos ensan­chan los hori­zon­tes hacia terri­to­rios que se sitúan den­tro de noso­tros mis­mos y hacia exten­sio­nes en las que cuelga nues­tra men­guada tierra.

Es grande. Y es todo lo mismo. Se llega por muchos caminos.

02

Nov
2011

2 Comments

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

uniformada

On 02, Nov 2011 | 2 Comments | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

Y sino para que hacerse un tutú.

Sino para que tra­ba­jar desde casa.

 

 

28

Oct
2011

One Comment

In feliz viernes

By AnaMaria

Feliz viernes de animar

On 28, Oct 2011 | One Comment | In feliz viernes | By AnaMaria

Foto de Car­los Vicente

 

 

 

25

Oct
2011

No Comments

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

hacer más errores

On 25, Oct 2011 | No Comments | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

He estado un poco tra­bada con mi tra­bajo. No con la parte que tiene que ver con solu­cio­nar pro­ble­mas, con estra­te­gia por decirlo así.

Sino con la parte que tiene que ver con crear, con gene­rar ideas grá­fi­cas. Esa parte que por lo gene­ral es mi favo­rita. Me resulta pesado y lento. Como si solo logro tener una idea y una que no me con­vence. Y no con­ven­cida me estanco.

Ahora tengo una reunión de esas con alguien que no me conoce y tengo que pre­pa­rar un por­ta­fo­lio. Y rebus­cando en mi archi­vos encon­tré, no solo cosas que me gus­tan, sino tam­bién las millo­nes de ideas recha­za­das que están detrás. Ideas más-o-menicas que por buena razón que­da­ron atrás pero que incluso me acuerdo cuando era todo lo que se me ocu­rría para ese proyecto.

Ver todas las ideas que hay que pro­po­ner y recha­zar para dar con algo que fun­ciona me recordó que así es como se echa pa’lante. Tie­nes que pro­ce­sar la idea 3.4 para lle­gar a la que funciona.

Ahora estoy más ins­pi­rada. Para tra­ba­jar y para equivocarme.

13

Oct
2011

One Comment

In feliz viernes

By AnaMaria

feliz viernes emparchado

On 13, Oct 2011 | One Comment | In feliz viernes | By AnaMaria

Una amiga me empar­chó el hom­bro. Ahora solo falta que dejen de tocarme, halarme y apa­chu­rrarme el hom­bro izquierdo.

 

Los amo y en cuanto esté bien pue­den zaran­dearme todo lo que quieran.

Feliz vier­nes—

[Sé que falta una hora y media pero me ade­lanto a la felicidad.]

11

Oct
2011

No Comments

In creatividad e inspiración

By AnaMaria

Navegando quién soy

On 11, Oct 2011 | No Comments | In creatividad e inspiración | By AnaMaria

Mi nave­ga­dor de inter­net dice mucho sobre quién soy. Creo que el único que hay que acla­rar es Super­tramp: es Ale­xan­der Super­tramp  de la peli de Into the Wild y ahí pongo mis pla­nes de aven­tura. Por ejem­plo, tiene todo un fol­der dedi­cado a Jackobs­weg. Ok— soy una aven­tu­rera nerd, me puedo dar cuenta.

Luego  esta el de Hada que es nuevo, Javi me con­vir­tió en un hada que era el sueño de mi vida. Aún más increí­ble es que me he dado cuenta que tengo mucha gente alre­de­dor que me lo recuerda cuando se me olvida.

Es impor­tante ano­tarse y recor­darse todo lo que uno quiere y todo a lo que uno aspira, por­que puede ser que poco a poco te des cuenta que te estás con­vir­tiendo jus­ta­mente en eso.

 

 

 

 

09

Oct
2011

2 Comments

In Jardinera Urbana

By AnaMaria

Amarillo limón

On 09, Oct 2011 | 2 Comments | In Jardinera Urbana | By AnaMaria

 

y como si el mundo no fuese lo sufi­cien­te­mente mara­vi­lloso, de pronto, esta mañana uno de los limo­nes del limo­nero de mi sala se puso amarillo.

 

Bai­le­mos de ale­gría: